Sobre la paritaria social de los trabajadores y trabajadoras de la Economía Popular

4 julio, 2018

tridente

Hoy se realizó la primera ronda de negociación paritaria entre representantes de trabajadores y trabajadoras de la Economía Popular y el Estado Nacional en un contexto signado por el aumento de la desigualdad y la pobreza, la incertidumbre económica y el sufrimiento social.

El aumento del costo de vida, en particular de los alimentos, golpea fuertemente a los sectores más empobrecidos de la sociedad, poniendo seriamente en riesgo la salud y la vida de nuestros compañeros. El hostigamiento a los Movimientos Populares y el resto de la clase trabajadora crece en los barrios, los medios y el espacio público. Mientras tanto, vemos como se pagan tasas usurarias a los sectores financieros y se defiende a rajatabla las ganancias de los que más tienen, se autoriza la creación de monopolios y se destruye el empleo. Vemos que se pretende descargar el peso de la crisis en los más pobres.

Como resultado de las negociaciones, hay un avance parcial y a todas luces insuficiente en términos de aumento en los montos del salario social complementario, la contraprestación que reciben alrededor de 400 mil trabajadores por sus tareas comunitarias y productivas. Se trata de un aumento progresivo de 1000 pesos para un lapso de seis meses (desde la fecha a diciembre) en los que el ingreso de los compañeros ascenderá de 4750 a 6000 pesos y un bono con un monto a definir a fin de año.

Resulta imposible pensar en una paritaria anual con los niveles de inflación que tenemos. Por otro lado, se obtuvo un aumento del 50% en los cupos de alimentos para sostener el lamentable crecimiento de la demanda en los comedores comunitarios.

Asimismo, se obtuvo el compromiso del Ejecutivo de no obstaculizar el tratamiento y aprobación de las cinco leyes presentadas por los Movimientos Populares en la Marcha Federal: integración urbana, emergencia alimentaria, acceso a la tierra, cupo en obra pública comunitaria y emergencia en adicciones.

Queda pendiente para los próximo días acordar una ampliación sustantiva en los programas de apoyo en los proyectos productivos comunitarios y avanzar en la adjudicación de obras de pequeño porte a cooperativas de trabajo en los barrios populares.

En la situación desesperante a la que nos ha llevado el Gobierno nuestra paritaria es un paliativo que apenas permite sostener niveles de subsistencia y aún en caso de concluirse una negociación razonable, no hay nada que festejar. La apertura de nuevos comedores y merenderos es el más claro indicador del fracaso de una política económica neoliberal, antinacional y antipopular.

Al mismo tiempo, no se ha avanzado en la dignificación de la Economía Popular a través del fortalecimiento de nuestras unidades de trabajo comunitario. Nuestras organizaciones, creadas para la transformación social, hoy apenas logran una contención que lejos de alegrarnos nos llena de bronca. Sabemos, sin embargo, que sin la lucha de los trabajadores y trabajadoras de la Economía Popular organizados gremialmente, la situación de los más humildes sería infinitamente peor. Pero eso no alcanza. Este modelo económico debe cambiar.

Por ello, desde la CTEP, la Corriente Clasista y Combativa y Barrios de Pie vamos a profundizar nuestra lucha contra este modelo de exclusión y miseria. Indigna que desde el oficialismo se plantee que esto se combate con propina, en un país que supo sostener la Justicia Social entre sus principales banderas.

Mantenemos el estado de alerta y movilización, acompañando en unidad todas las luchas de los trabajadores y trabajadoras, sosteniendo nuestro programa reivindicativo junto al conjunto del movimiento obrero.

Se están evaluando nuevas medidas del plan de lucha. Las próximas actividades son las siguientes:

El 9 de julio participaremos el banderazo nacional contra el Fondo Monetario Internacional.

El 25 de julio realizaremos una movilización de campesinos y pequeños productores al Ministerio de Agroindustria junto a la Federación Agraria y otras entidades del campo.

El 7 de agosto junto al resto de los movimientos populares la jornada nacional de lucha por Paz, Pan, Tierra, Techo y Trabajo.

CTEP
CCC
Barrios de Pie