Universidad de los Trabajadores

15 octubre, 2014

El pasado Domingo se lanzó la segunda etapa de la “Escuela Nacional de Comunidades y Organizaciones de la Economía Popular”- ENOCEP -en San Martín de los Andes, Neuquén, y contó con la multitudinaria participación de representantes de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) que arribaron desde muy temprano procedentes de distintas provincias y ciudades del país.

100_0257Además, durante la jornada se inauguraron viviendas y emprendimientos productivos que están desarrollando en el Barrio Intercultural por la Comunidad Mapuche Curruinca y la organización “Vecinos sin techo”, también integrantes del Sindicato de la Economía Popular. En dicha zona, funcionará la sede de la Escuela, con el objetivo de que los afiliados a la CTEP puedan hospedarse para realizar la segunda etapa de la formación del curso intensivo que dura una semana.

Juan Grabois, de la Secretaría Nacional de Formación de la CTEP y referente de la regional CTEP Patagonia, se refirió a la importancia de la formación en Economía Popular: “Acá vienen trabajadores de los más sufridos de toda la Argentina. Cartoneros, que tienen que buscar en la basura de los ricos para llevar el sustento a su casa, vendedores ambulantes que son perseguidos por la policía en Buenos Aires, Córdoba y Rosario. Trabajadores de empresas recuperadas que vieron su puesto de trabajo desaparecer por maniobras fraudulentas de los empresarios, cooperativistas de Programas sociales que sufren las privaciones de tener salarios por debajo del mínimo vital y móvil. Hoy todos ellos están formándose en la economía popular”, afirmó.

También, en el marco de los festejos del “Día de la Diversidad”, se realizó una multitudinaria marcha por el centro de la ciudad neuquina que finalizó con un acto en la plaza central, del que participaron autoridades nacionales y locales. Durante el mismo, se descubrió una placa recordatoria de la interculturalidad -así lo establece la Carta Orgánica Municipal- en la Plaza principal de San Martín de los Andes. En los últimos días concejales de la oposición se negaron a que la bandera Mapuche sea izada junto a la Argentina en la Plaza Central.   “Cuando ingresamos en esta plaza la sentí propia y no es algo de una persona. Nuestros ancestros están en nosotros, están volviendo y se están levantando”, afirmó el Lonko de la Comunidad Mapuche Curriunca, Ariel Epulef.

La Comunidad Mapuche de San Martín de los Andes, junto con vecinos que no tenían acceso a la tierra ni a la vivienda, se hicieron cargo de esta dramática situación y comenzaron a diseñar un proyecto que tiene como objetivo construir más de 200 hogares, para de esta forma palear el déficit habitacional de la ciudad neuquina.

Respecto del proyecto que están realizando, Juan Bustamente, referente de Vecinos sin Techo e integrante de la CTEP, dijo: “Las primeras casas se van a terminar en abril del 2015, a partir de ahí vamos a gestionar otro cupo de viviendas porque vamos paso a paso”.

Por su parte, Atilio Vera, integrante de la Secretaria de Formación, expresó que” la puesta en marcha de la Diplomatura es trascendental en primer lugar, porque es fundamental que todos los compañeros de la CTEP nos formamemos: discutiendo, debatiendo, generando líneas concretas de acción y, segundo, es muy importante que la Diplomatura en “Economía Popular” se dicte en conjunto con una Universidad, ya que es una institución del Estado y nuestro objetivo es incorporarnos, para discutir su camino”.

La Diplomatura está orientada principalmente a la formación de delegados, equipos técnicos y cuadros de conducción tanto productivos como sindicales que trabajen en unidades de producción y comercialización de la economía popular.

Consta de dos etapas, un curso introductorio o pre diplomatura y un curso intensivo presencial de 7 días que se dicta en la Sede Nacional de la ENOCEP, en San Martin de los Andes, Provincia de Neuquén.

Los requisitos para cursar la diplomatura son pertenecer a una unidad productiva de la economía popular, o ser estudiante de grado o recibido de al alguna carrera universitaria y/o terciaria. En el primero de los casos no existen requisitos de estudios previos: la diplomatura es útil tanto para un trabajador que no haya terminado la primaria como para un profesional o estudiante que milita en organizaciones populares.