Cartonera integrante de la CTEP delegada latinoamericana ante la OIT para la 103 Conferencia Internacional del Trabajo

31 mayo, 2014

La campaña permanente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) por el reconocimiento sindical, la recuperación de derechos laborales y la integración de los trabajadores excluidos rinde sus primeros frutos: una trabajadora cartonera afiliada a la CTEP y militante del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) fue designada delegada latinoamericana para representar a los trabajadores informales en la 103 Conferencia Internacional del Trabajo junto a la compañera Norah Padilla de Colombia.

La elección de la compañera Paola Caviedes, que se desempeña como cartonera en la Cooperativa Amanecer y coordina la Escuela Infantil Cartonera “Amanecer de los Pibes”, corona una serie de eventos impulsados por la CTEP como el Taller Latinoamericano de Organizaciones de Trabajadores Informales (co-organizado en abril con la ONG Internacional WIEGO y desarrollado en nuestra sede nacional) y la participación del compañero Juan Grabois, integrante del Secretariado Nacional de la CTEP, en el seminario sobre “Trabajo Decente” organizado por el Pontificio Consejo de Justicia y Paz en Roma el 29 y 30 de abril.

Paola defenderá la plataforma de los trabajadores informales desarrollada en los talleres simultáneos dictados en Buenos Aires. En la misma se reclama el derecho a la sindicalización, la negociación colectiva (paritarias), el acceso irrestricto a la seguridad social, la erradicación de todas las formas de persecución, la garantía de un salario social digno, el acceso a la salud, formación profesional y adecuado descanso, la lucha contra el trabajo esclavo a través de la creación de escenarios laborales alternativos.

Paola viaja reforzada por el mensaje del Papa Francisco, histórico amigo de los trabajadores excluidos, que manifestó en su mensaje del 1ero de mayo a los trabajadores de la economía popular “El hecho de que se den trabajadores excluidos del sistema (laboral) normal no justifica que no tengan derechos sociales, la doctrina de la iglesia dice que tienen derechos sociales y tienen que, de alguna manera, luchar por ellos, reagruparse, sindicalizar, etc. para lograr los derechos sociales que todo trabajo se merece. Trabajo no es: yo hago y vos me pagas, no, yo hago, creo algo y tengo derecho sobre eso que he creado y la sociedad me lo retribuye hoy con un sueldo y mañana con una asistencia social jubilatoria y durante todo este tiempo con la asistencia social de educación salud, etc. Aun el trabajo excluido tiene que unirse para trabajar por esto no es nada raro, esto es la doctrina social de la iglesia”.

Tal como planteamos en nuestro acto de conmemoración del Día del Trabajador, esperamos que tanto en la Organización Internacional del Trabajo como en el Ministerio de Trabajo de la Nación se escuche la voz de los excluidos, se reconozcan los oficios populares, se respeten los derechos de los trabajadores y se impulsen políticas para que ningún compañero se vea excluido del trabajo decente.

¡Ni Esclavos Ni Excluidos!
¡Todos los Derechos para Todos los Trabajadores!